MENÚ

Protección del medio ambiente

Con el Tratado de París (COP21 en diciembre del 2015), los gobiernos del mundo se comprometieron a limitar las emisiones de carbono y así mantener el calentamiento global "muy por debajo" del aumento de 2°C comparado a los niveles preindustriales. Para lograr este objetivo, se debe llegar a una neutralidad de carbono para la segunda mitad de este siglo. Si bien es esencial reducir las emisiones de carbono, los estudios científicos han demostrado que incluso si las emisiones se terminaran de manera repentina, el dióxido de carbono que ya se encuentra en la atmósfera terrestre podría continuar calentando nuestro planeta durante cientos de años. El desafío entonces está en eliminar este exceso de carbono de nuestra atmósfera.

Parece que existe una solución sencilla. Según un estudio de la Universidad de Oxford, los árboles son la mejor tecnología para aspirar todo ese dióxido de carbono de la atmósfera y lograr invertir el calentamiento global. Los bosques equilibran el ciclo del agua de la Tierra, esencial para el enfriamiento de nuestro clima. El 50% de la biomasa de un árbol es carbono que permanece almacenado lo cual funciona como un "pozo de carbono", a menos que el árbol se descomponga o se queme. Se estima que los bosques del mundo contienen más CO2 que la atmósfera. Sabiendo esto, parece obvio que lo que debemos hacer es poner fin a la desaparición de los bosques naturales y trabajar en la restauración de los mismos.

WeForest trabaja con las comunidades, los organismos locales y las ONG para desarrollar proyectos de reforestación a gran escala demostrando que si es posible renovar los suelos desgastados. La asociación, apoyada por un estudio científico importante, une a pequeñas y grandes empresas responsables y comprometidas en tener un impacto positivo en nuestro planeta. En efecto, WeForest tiene como objetivo transformar 250.000 hectáreas de bosques de aquí hasta el 2021 (de esos unas 25.000 hectáreas son de bosques renovados) siempre demostrando sus mejores prácticas respetando los estándares internacionales. Estamos orgullosos de poder apoyar este proyecto tan ambicioso.




En Francia, cerca del 30% de las colonias de abejas desaparecen cada año. En menos de 10 años, 15 000 apicultores franceses han tenido que abandonar su actividad. Esta disminución tan importante de la población de abejas se llama "Colony Collapse Disorder" (CCD). Es un problema de gran importancia debido al papel ecológico que juega la abeja como polinizadora. Gracias a la cobertura que le han dado los medios, ya se ha logrado hacer conciencia de este problema en la sociedad.

La asociación Un techo para las abejas va más allá y brinda su apoyo activo a los apicultores nacionales. Ha creado una interfaz que permite tanto a particulares como a empresas, patrocinar las colmenas instaladas por los apicultores participantes. Se le da una especial atención a la reproducción adaptada de la especie. La miel que se obtiene respeta las normas europeas de producción biológica y posee en la mayoría de los casos la etiqueta de calidad correspondiente.

La asociación propone otras medidas para la protección de las abejas. Además de su trabajo de concientización activo con su exposición itinerante sobre la abeja, brinda apoyo financiero a las federaciones de apicultura. Un techo para las abejas viene también a ayudar a los apicultores que han sufrido de altas tasas de mortalidad particularmente elevadas o cuando ha habido baja producción. Además, la asociación está tomando medidas para rescatar las "colmenas de abejas silvestres". Muchas veces, las personas recurren a empresas especializadas para destruir estas colmenas. La asociación paga un monto extra a estas compañías para que coloquen las colmenas en otro lugar. Estamos muy emocionados con este proyecto a largo plazo y esperamos con ansias poder degustar nuestra miel.




Después de The Ocean Cleanup, decidimos sostener otra asociación que lucha contra la contaminación de los océanos por el plástico. Su enfoque parece a la vez evidente e ingenioso: con el fin de parar la contaminación del agua, hay que impedir los residuos aterrizar allí desde el principio.

La Plastic Bank ha sido creado en marzo de 2013 en Vancouver, Canadá. Según los fundadores David Kats et Shaun Frankson, la única manera de parar la contaminación de los océanos por el plástico, seria revelar el valor de este plástico trasladando tanto valor como posible en las manos de los recogedores.

En efecto, la Plastic Bank no solo es un proyecto medioambiental sino social: el fin que es remunerar a las personas a menudo muy pobres que viven en estas zonas extremadamente contaminadas, para el tiempo pasado a reciclar el plástico de su medioambiente: todo el mundo gana en este caso.

La remuneración no se hace forzosamente de manera monetaria, sino también sobre la forma de comida, ropas, electricidad etc.

La Plastic Bank certifica el plástico reciclado de “plástico social”. El objetivo es revendérselo a profesionales con el fin de poder continuar la remuneración de las personas voluntarias. Desde el final de 2017, la Plastic Bank cuenta al gigante alemán Henkel entre sus socios. Es poco sorprendente que también hubieran ganado numerosas distinciones para su trabajo. Edenly está orgulloso de poder contarse entre sus seguidores.




La contaminación de los océanos por el plástico es uno de los problemas ambientales más importantes de nuestra época. No sola afecta a más de 600 especies marinas sino que transporta contaminantes tóxicos en nuestra cadena alimentaria. Las Naciones Unidas estiman que la contaminación con plástico causaría daños financieros de hasta $ 13 mil millones al año. Estos costos provienen del impacto del plástico en la vida marina, el turismo, la pesca y las empresas.

The Ocean Cleanup tiene por misión desactivar esta bomba de tiempo. Se trata de una organización sin fines de lucro que desarrolla tecnologías de punta para lograr limpiar los océanos del plástico. Con ayuda de las corrientes oceánicas, se estima que sus sistemas de deriva pasiva pueden limpiar la mitad de la zona de vertedero de desechos del Gran Pacífico en cinco años.

« Para que la sociedad avance, debemos no solamente seguir adelante, sino que también debemos ir limpiando.» (Boyan Slat, fondateur & CEO The Ocean Cleanup)
Edenly admira este compromiso y su solución técnica tan ambiciosa. Nos sentimos felices de poder apoyar a The Ocean Cleanup.