MENÚ

El diamante de laboratorio



Siguiendo su tendencia vanguardista, Edenly le ofrece, gracias a su herramienta de creación personalizada ”Create”, la posibilidad de elegir un diamante de laboratorio para colocarlo como piedra central de su anillo de compromiso.


¿Qué son los diamantes de laboratorio?

Los diamantes de laboratorio son diamantes creados por el hombre en un laboratorio, reproduciendo el proceso químico natural desde el inicio. Esta sustitución representa una gran innovación en joyería, ya que evita que se extraigan los diamantes de su entorno natural. Estos diamantes de laboratorio también se conocen como diamantes cultivados, diamantes de síntesis o diamantes sintéticos.


Diamantes naturales y diamantes de laboratorio: ¿cuál es la diferencia?

Los diamantes naturales y los diamantes de laboratorio son diamantes química y visualmente idénticos. La única diferencia reside en su origen: creados en un laboratorio de manera intencional por el hombre para los diamantes de laboratorio o bien creados en la tierra hace millones de años gracias a una combinación de variables naturales que favorecieron su creación para los diamantes naturales.


Diamantes de laboratorio: ¿Cómo son creados?

Son creados utilizando los conocimientos sobre cómo reproducir la ecuación química exacta mediante la cual los diamantes naturales se forman lentamente. Una cepa de diamantes se coloca en una cápsula, se somete a alta presión y altas temperaturas durante varias semanas para así obtener el llamado diamante en bruto sintético que luego se enviará al corte y finalmente ser colocado en una joya.


¿Los diamantes de laboratorio son verdaderos diamantes?

Si, los diamantes de laboratorio son verdaderos diamantes ya que poseen la misma composición química que los diamantes naturales. Sin embargo, es cierto que su origen y su historia no son iguales. Un diamante natural pudo haberse formado hace millones de años en las entrañas de la tierra. Lleva consigo toda la maravilla de un fenómeno natural, casi milagroso. Cuenta una historia, la historia de la tierra de la que proviene, la historia de un tiempo pasado. ¡Esto le da un carácter emocional evidente!

Por otro lado, los diamantes de laboratorio tienen la ventaja de presentar una excelente alternativa en términos de precios, ya que en promedio tienen un valor de hasta un 30% menos elevado ya que no son tan escasos y por lo tanto son menos preciosos.


¿Cómo diferenciarlos?

No es posible diferenciarlos a simple vista. Sólo los expertos pueden hacerlo. Por eso, Edenly se compromete a brindarle un certificado de autenticidad que certifique el tipo de diamante colocado en su joyería. Para piezas de más de 0,5 quilates se otorgará un certificado GIA para los diamantes de laboratorio.



EN CONCLUSIÓN

En conclusión, el diamante de laboratorio ofrece una buena alternativa para un presupuesto más bajo, sin embargo no reemplazará la naturaleza preciosa y emocional asociada con los diamantes naturales, que brillan en la roca desde hace tanto tiempo.