Anillos de compromiso (979 joyas)

Historia y tradición de los anillos de pedida ►

La tradición de regalar un anillo para pedir matrimonio se remonta a la antigüedad romana. En aquella época, una sortija hecha de hierro se colocaba en el anular de la mano izquierda porque se pensaba que una vena unía el dedo directamente al corazón. En la Edad Media, durante las pedidas de mano, el hombre y la mujer intercambiaban un anillo simple, sin ninguna piedra. La primera mujer que llevó puesta una joya fue Agnès de Sorel (1422-1450), amante de Carlos VII. A esta época se remota la tradición de llevar un solitario: el archiduque Maximiliano de Habsbourg le regaló un solitario a Marie de Bourgogne en 1477. El diamante, piedra muy resistente, se convierte en el símbolo de la fidelidad conyugal.
Los diferentes anillos de compromiso con diamante constan normalmente de un diamante solitario con una montura de oro que puede estar acompañado por diamantes brillante que lo revalorizan.

Un anillo de pedida Edenly ►

Nuestra colección le permite elegir el modelo exacto que sabrá expresar su compromiso con ella, al mismo tiempo que todo su alrededor amará. Usted se encargará de elegir la forma, el color del oro y el precio que desea pagar entre todos nuestros modelos. Si quiere ser original, puede elegir un anillo de compromiso distinto al clásico solitario. Nuestra colección triología y nuestros anillos de oro le ayudarán a encontrar el anillo de pedida que desea. A veces el anillo de compromiso se sustituye por una alianza en oro y diamante que puede llevar un diamante central más grande o múltiples diamantes de la misma talla.

¿Qué anillo elijo? ►

Pedirle matrimonio es uno de los actos de amor más importantes para la mujer. Este acontecimiento excepcional tiene que tener la importancia que merece con el anillo de compromiso que merece. Un clásico como un anillo solitario de oro blanco de oro amarillo, será el testigo de vuestro amor y la acompañará siempre en su mano. Los modelos tradicionales son:
- Los anillos triología
- Los solitarios acompañados
- Los solitarios simples
Sin embargo, dependiendo de sus gustos, podrá optar por un modelo más original y no tan clásico.